Buceo Profesional

Buceo Profesional

El submanismo profesional es una actividad que entraña grandes riesgos; los peligros propios del buceo deportivo se complican y multiplican al tener que desarrollar un trabajo ya de por sí complicado en un medio que no le es el propio.
En numerosas ocasiones el buceador profesional pone en peligro su propia vida en el desempeño de su trabajo.

BUCEO OFICIAL
Con este nombre reconocemos a todos aquellos profesionales de las fuerzas armadas, fuerzas de seguridad y entidades públicas y privadas, que desarrollan una labor encaminada a conseguir unos objetivos de rescate, recuperación de personas, limpieza de fondos peligrosos…
En la mayoría de los casos estos objetivos no son ni sencillos ni placenteros sino más bien todo lo contrario: destrucción, desactivación o recuperación de minas, actuaciones bajo la línea de flotación de un buque para reparar averías, recuperación de víctimas.
Entre los diferentes tipos de buceo oficial distinguiremos los siguientes:
Buceo Militar: Se trata de una actividad que entraña un enorme riesgo, de ahí la necesidad de una preparación especial.
Buceador Elemental: es el más básico y necesario para realizar cualquier otro curso. Permite realizar inmersiones de hasta 50 metros con equipos autónomos con la finalidad de reparar daños en buques, localizar artefactos submarinos y bucear en puertos, arsenales o bahías.

BUCEO POLICIAL: Los buceadores de este tipo de actividad desarrollan diferentes tareas entre las que destaca la investigación subacuática para el esclarecimiento de hechos. El equipo de profesionales que desarrolla este tipo de buceo es el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas del Servicio Marítimo.
Las principales misiones de este grupo son:
Prestar auxilio a la seguridad de la vida humana en el mar y efectuar salvamentos, rescates y evacuaciones.
Policía Gubernativa.
Policía Judicial.
Policía Fiscal.
Policía Administrativa.
Vigilar y socorrer en medios líquidos y no líquidos pero que requieran instrumentos autónomos de respiración.
Proteger y vigilar las zonas fluviales o marítimas donde se realicen competiciones náuticas o subacuáticas.
Recuperar cadáveres, vehículos y otros objetos sumergidos de interés judicial o policial.
Reconocer fondos, cascos de embarcaciones, obras u objetos sumergidos, con fines de seguridad, protección antiterrorista o vigilancia fiscal.
Combatir y practicar demoliciones subacuáticas en determinadas circunstancias.

BUCEO DE RESCATE: La actividad que desarrollan estos buceadores conlleva una importante carga emocional, ya que en raras ocasiones se consigue rescatar con vida a un buceador que no ha aparecido con vida desde el momento de aviso hasta la llegada de estos buceadores de rescate. Los diferentes organismos que cuentan con grupos que desempeñan este tipo de actividad son:
Cruz Roja: entidad privada que desarrolla el buceo de rescate a través de sus voluntarios de “Cruz roja del Mar”.
Bomberos: entidades autonómicas en las que existen grupos especializados para el rescate o salvamento de personas debajo del mar.
Guardia Civil: por medio de los GEAS (Grupo Especializado de Actividades Subacuáticas).

BUCEO INDUSTRIAL

Se trata de personas que realizan una actividad profesional debajo del agua, haciendo posible fines tan importantes como la producción de combustibles, la construcción de puertos, la seguridad de los buques, el mantenimiento de nuestro ecosistema…
Son profesionales perfectamente entrenados que se juegan la vida en su trabajo, donde un mal movimiento o un simple descuido les puede costar la propia vida.
Entre las diferentes actividades que se pueden desarrollar de forma profesional, diferenciamos las siguientes clases:
Corte y soldadura.
Instalaciones y sistemas.
Reflotamiento y salvamento.
Explosivos.
Reparación a flote.
Obras hidráulicas.

No Comments

Post A Comment